martes, 4 de octubre de 2016

¿Que estás pensando? Facebook versus Realidad


Para nadie es novedad la crisis de soledad que los seres humanos viven hoy. Muy probablemente el siglo XXI será reconocido como el siglo de las comunicaciones, pero también será identificado como el siglo donde el hombre no se comunica con sus pares y donde la tecnología irrumpe sin preguntar en la vida de cada uno.

En este contexto aparecen las redes sociales. Redes que vinculan la realidad personal con la de otros y que finalmente nos desvinculan entre si disfrazando la realidad comunicacional entre nosotros con preguntas como "¿Que estás pensando?" 

No es raro encontrarnos con verdaderos diarios de vidas, con importantes comunicados de instituciones y con verdaderos desahogos de personas que precisan de alguien a quien tocar. 

Es curioso como algunos dan importancia al "¿que estas pensando?" de otros que incluso atribuyen mensajes que no son para ellos como para si y que, incluso dan intención y tonalidad al texto escrito. Facebook se ha transformado en su compañero y amigo que los desvincula con la realidad.

Hace unos días, en una reunión de amigos, me encontré comentando una de mis publicaciones. Alguien se había sentido ofendido debido a que se había atribuido esas palabras para si. Ahí pude percibir lo que era Facebook para algunos: Un pedido de auxilio para quienes que sienten su soledad y que en esa búsqueda de amigos cualquier palabra los puede alentar, hacer sentir amados, pero también ofender.

El contexto es social, cultural y antropologicamente más profundo, Es difícil plasmar en pocas líneas como responde una red social como facebook a la realidad de soledad de las personas que participamos en ella. Me quedo con lo que nos dijo un niño en esa reunión: Facebook es solo un juego. 

Ahora bien, solo depende de cada uno de nosotros que ese juego no se transforme en peligroso y que desde las perspectiva de generar redes, las sociales nos permitan establecer vínculos reales de amistad que perduren con profundidad por el tiempo. Que permitan preocuparnos por un otro que no solo es una pantalla llena de noticias, si no que es una persona que precisa de encontrarse y encontrarte. 

Agradezco que me hayas leído, saludos.

miércoles, 7 de septiembre de 2016

El presidente filipino llama "hijo de puta" a Barack Obama


Con el respeto que le debo a la señora madre del presidente Obama, me gustaría referirme a los insultos proferidos por el presidente de Filipinas Rodrigo Duterte al mismo.
Contextualizando un poco: Duterte es indicado como uno de los mayores violadores a los derechos humanos dadas sus políticas contra el narcotráfico, matando a aquellos que llevan esta práctica sin realizarles un debido proceso judicial. Previendo una posible intervención de Obama en una próxima bilateral, Duterte le advirtió que no lo hiciera, maltratándolo y llamándolo hijo de puta. Obama inmediatamente suspendió por medio de su oficialidad cualquier encuentro con el presidente de Filipinas.
Presentado el contexto, me nacen muchas interrogantes:
Antes que todo debo manifestar mi solidaridad con el presidente Obama, comprendo que se haya sentido ofendido. Lo comprendo por qué en mi recorrido por Latinoamérica he sentido en muchas ocasiones el mismo sentimiento al ver a muchos que sufren por la falta de vivienda y de comida. He sentido como muchas veces yo mismo le sacaba a la madre a una familia en Brasil, cuando veía que mi mesa estaba llena y la de ellos solo tenía un poco de arroz. Les saque la madre a muchos en mi país al participar de sistemas de salud de horrible calidad mirándolos de lejos y cobijado en una clínica de barrio alto. También he sacado la madre, y también me la han sacado, lo comprendo Sr. Obama.
Es una inusual solicitud de respeto la del Presidente Duterte. Es una necesaria solicitud de respeto de muchos países invadidos por el imperialismo que sienten que su país Presidente Obama, se presenta con ínfulas veladas de mesianismo liberador para obtener sus más preciados recursos.
¿Hasta cuándo nos sacan la madre? ¿Hasta cuándo nos permitimos que nos las saquen?
El expansionismo es latente, pero solo donde hay un provecho que recaudar. ¿Por qué su presencia no se encuentra en las poblaciones de África? ¿Por qué EEUU no va en asistencia a las familias que pierden a sus familiares por condiciones de hambre e insalubridad? ¿Porque no les enseña a progresar?
Las diferencias son muchas e impresionantemente reales. Un continente como el suyo Presidente Obama le saca la madre a diario a la gran África y sin ir más lejos, le saca la madre a diario a los sin tierra de Latinoamérica al llenarnos de transnacionales que se vienen a enriquecer de nuestro suelo.
Es hermoso encontrarse con testimonios tan actuales como los de Madre Teresa, recientemente canonizada por la Iglesia Católica. Pero creo que una vez más es una sacada de madre para usted y todo su exitocialismo. Ella (Madre Teresa) nos muestra que es posible mirar hacia el suelo y encontrarse con lo más mal oliente, no para disfrutarlo, si no para asistirlo y recuperarlo. Cada asistencia no solo de Madre Teresa, si no que también de muchos otros tan valiosos y más desconocidos que ella, es una sacada de madre para sistemas que solo se ven evidenciados en su abundante desigualdad e incompetencia de poder dar una mano al más necesitado
Respeto, eso es lo que exigimos. No le sacaremos la madre, pero queremos que nuestras tierras sean nuestras y que nuestras riquezas queden en nuestros países.

Barack Obama, ya sabes lo que es que te saquen la madre, no nos las saque a nosotros.

Origen del nombre de los días de la semana

1. ORIGEN La  etimología de los días de la semana  en español tiene su origen en la  Antigua Roma . En aquella época, alrededor d...